Ataques de Ansiedad ▷【Trastorno de Pánico】

➤ Crisis de Angustia ➤ Crisis de Ansiedad ➤ Crisis de Pánico ➤ Ataques de Pánico ➤ Son diferentes formas de referirse a un Ataques de Ansiedad.

La mayoría de pacientes que trato con Trastorno de Pánico y Ataques de Ansiedad suelen hacerme preguntas parecidas en las primeras sesiones: "¿por qué yo?" "¿qué causa mis Crisis de Angustia?" "¿Son peligrosas?" "¿Me estoy volviendo loco?" "¿Puedo morir?"

Ataques de Ansiedad y Trastorno de Pánico

¡No te preocupes!, te contaré todo lo que debes saber acerca de los Ataques de Pánico, sus síntomas, causas, tratamientos más efectivos.... Es el momento de que empieces a recuperar el control de tu vida, pero empecemos por el principio…

¿Qué es un ataque de ansiedad?

Un ataque de ansiedad es la aparición repentina e intensa de ansiedad, pánico y malestar sin un motivo aparente junto con la aparición de varios de los siguientes síntomas:

➣ Síntomas Físicos

Aceleración del ritmo cardiaco
Sudoración
Temblores
Opresión en el pecho
Sensación de ahogo
Nausea y dolor abdominal
Aturdimiento o mareos
Escalofríos

➢ Síntomas Mentales

Miedo a morir
Sentirte desconectado del cuerpo
Sensación de irrealidad
Miedo a volverte loco

Dos de los síntomas habituales de las crisis de pánico, hacen referencia a las preguntas: “¿Me estoy muriendo?" "¿Me estoy volviendo loco?” Estos pensamientos son comunes y recurrentes entre las personas que sufren Crisis de Angustia, y son provocados por la sensación de pérdida de control, por la creencia habitual de que se trata de un infarto u otro problema de salud, y por la sensación de irrealidad.

Las Crisis de Pánico alcanzan su máxima intensidad a los 10 minutos de haberse iniciado, y terminan al alcanzar 20 o 30 minutos, pero suelen dejar tras de si una estela de miedo, ansiedad y malestar que puede durar días. La duración del ataque en si mismo es un lapso corto de tiempo, pero la persona que lo sufre puede percibir que han pasado horas.

¿Cómo es un ataque de Ansiedad?

Ten en cuenta que los síntomas de un Ataque de Ansiedad no se manifiestan exactamente igual en todas las personas. De hecho, algunos de mis pacientes reportan que sus síntomas varían incluso de una crisis a otra.

En cualquier caso te puedes hacer una buena ida con el siguiente fragmento, que contiene la descripción de una Crisis de Pánico tal como la describe uno de mis pacientes:

“No podía respirar por más que lo intentara. Mi corazón latía muy rápido. Me tiré al suelo, pero las sensaciones no desaparecieron. Mi pecho me dolía, tenía la cara entumecida y empecé a sentir que estaba desconectada de mi cuerpo, como si no fuera yo misma.”

“Intenté huir, pero fue inútil, las sensaciones vinieron conmigo. Pensé que mi cuerpo estaba colapsando, y que pronto moriría. 20 minutos más tarde los síntomas bajaron, pero seguía muy ansiosa. No tenía ni idea de que me había pasado, pero sentía un miedo terrible de que me volviera a ocurrir”.

¿Qué es un trastorno de pánico?

El Trastorno de Pánico es uno de los trastornos de ansiedad más comunes, y se caracteriza por la aparición repetitiva de Ataques de Ansiedad.

Para hablarte un poco sobre sus síntomas, te expondré la descripción de uno de mis pacientes:

“Me sentía preocupado siempre. Mis nervios se encontraban a flor de piel. Prefería quedarme en casa todo el día, y aún así la ansiedad no desaparecía. Vivía con miedo a la siguiente crisis, era en lo único en que pensaba”.

Este paciente presentaba casi todos los síntomas de un Trastorno de Pánico:

  • Crisis de Angustia repetitivas.
  • Ansiedad sostenida. Temía constantemente sufrir un ataque de pánico.
  • Pensamientos recurrentes en torno a esta idea.
  • Hipervigilancia. Llegó a sufrir de insomnio debido a que cualquier sonido sospechoso le asustaba.
  • Trastornos asociados. Por ejemplo: Fobias. Temia hacer deporte o subir escaleras porque las sensaciones físicas le recordaban los síntomas de un ataque de pánico.

Una crisis de pánico puede desencadenar un miedo prolongado a lo largo del tiempo. Te preocupa constantemente volver a vivir estos ataques, por ello intentas alejarte de cualquier cosa que te pueda alterar, y si tus crisis se encuentran vinculadas con un lugar específico, ¡lo evitas a toda costa!

¿Te ha pasado algo parecido? Es normal desarrollar ciertas fobias cuando tienes ataques de pánico, una de las más comunes en esta enfermedad es la agorafobia, el miedo a los espacios abiertos repletos de gente.

Los pacientes agorafóbicos temen que si experimentan una crisis estando entre una multitud, no podrán escapar ni recibir la ayuda que necesitan. A su vez, es habitual que piensen en la vergüenza que experimentarían si llegasen a tener un ataque de pánico al estar rodeados de otras personas. Esto les lleva a evitar compartir su problema con otros, por miedo a ser juzgados.

¿Me estoy volviendo loco?

Si piensas que eres el único al que le pasa, estás equivocado. Se trata de una pregunta habitual entre mis pacientes y que afecta a millones de personas que sufren Crisis de Pánico. El hecho de perder el control de tu cuerpo y de tus pensamientos te provoca un inmenso miedo a perder el control de tu mente, y por tanto a volverte loco.

Un síntoma de las crisis de angustia que influye en esta sensación de pérdida de control y de volverte loco es la despersonalización o desrealización. Probablemente sea el síntoma más difícil de explicar, se trata de sentirte desconectado de tu cuerpo y de la realidad. Mis pacientes suelen describirla como “Me siento raro como si no fuera yo, como si estuviera drogado o en un sueño”.

No te estás volviendo loco. La desrealización es en realidad una protección de tu mente para desligarte del malestar de tu cuerpo producido por el Ataque de Ansiedad.

¿Puedo morir de un Ataque de Pánico?

Si llegaste a pensar que había llegado tu hora tampoco eres el único. Muchos de mis pacientes han terminado varias veces en urgencias, preocupados por estar teniendo un infarto o por no poder respirar.

Es habitual confundir los Ataques de Ansiedad con paros cardiacos, crisis de asma, derrames cerebrales, etc..., ya que estas enfermedades comparten algunos síntomas y sensaciones.

También es habitual pensar que puedes morir ahogado debido a la falta de aire. Durante una Crisis de Ansiedad estas hiperventilando, por lo que es imposible que te ahogues. Aunque pueda parecer que no entra aire en tus pulmones, se trata sólo de una sensación de falta de aire. El mero hecho de poder hablar durante la crisis, aunque sea de forma forzada, significa que entra y sale aire.

Mis pacientes al final acaban aceptando que su problema real es que padecen un Trastorno de Pánico, pero aún así, al principio, cada vez que tienen una Crisis de Angustia no pueden evitar pensar que se están muriendo. Cuanto antes te convenzas de que en realidad sufres un Trastorno de Pánico más cerca estarás de superarlo.

El verdadero peligro de los Trastornos de Pánico, es que tu vida acabe girando alrededor de la ansiedad, y que acabes evitando todo tipo de situaciones. Se trata sin duda de un problema muy incapacitante. Inicialmente evitas algo en concreto, pero poco a poco las situaciones que te producen ansiedad van aumentando y muchas personas acaban evitando incluso salir de casa.

En cualquier caso, si sigues creyendo que puedes tener un problema cardiaco, cerebral o respiratorio te recomiendo que acudas a tu médico de cabecera para descartar un posible problema de ese tipo.

Preguntas que debes hacer sobre tus Ataques de Ansiedad

¿Tengo que preocuparme?

Por supuesto que sí. Los ataques de ansiedad empeoran notablemente tu calidad de vida, impidiéndote realizar tus actividades cotidianas. Además, pueden ocasionarte enfermedades secundarias a largo plazo, estrés crónico, fobias y depresión entre otros. Muchos de mis pacientes esperan empezar vivir para cuando estén curados.

Si tus Ataques de Ansiedad no remiten con el tiempo y no eres capaz de superarlos por tus propios medios te recomiendo buscar la ayuda de un experto en Ansiedad. Algunos de mis pacientes pasaron años sufriendo Crisis de Pánico antes de acudir a terapia, por el miedo de estar volviendose locos, por el estigma social que aún posee el hecho de ir al psicólogo, o por la idea equivocada de que si no eres capaz de solucionar los problemas por ti mismo eres débil.

Esta vida son dos días, no te pases uno sufriendo sin motivo. Pide ayuda si la necesitas.

¿Puedo controlar los Ataques de Ansiedad?

¡Por supuesto que puedes! Tu mente y cuerpo son tuyos, tienes el poder de disminuir los síntomas y superar las crisis de pánico.

No te encuentras solo en esta lucha. Son muchas las personas que sufren Ataques de Ansiedad, así que no dudes en buscar ayuda, ya tienes suficiente con toda la angustia que sientes.

El primer paso para superar un Trastorno de Pánico es informarte. Lee todo lo que puedas acerca de los Ataques de Ansiedad, sus síntomas, sus causas, su tratamiento...

El motivo por el que decidí crear esta web es para informar, guiar y ayudar a las personas que sufren Crisis de Pánico. Espero que todo lo que encuentres en mi página te sea útil en tu viaje interior.

Más información sobre los Ataques de Ansiedad