Ataques De Pánico > Consecuencias

Consecuencias de los Ataques de Ansiedad

Una preocupación habitual en las personas que sufren un trastorno de pánico es que consecuencias puede tener un ataque de ansiedad, y el efecto a largo plazo de estas crisis repetitivas.

Consecuencias de un ataque de ansiedad

Comenzaré desmontando algunos mitos mencionando cuales no son las consecuencias de un ataque de ansiedad:

  • No puedes morir de un ataque de pánico.
  • No puedes tener un ataque al corazón por un ataque de ansiedad (a no ser que ya sufras de un problema cardíaco muy, muy grave)
  • Al tener un ataque que de ansiedad hiperventilas, por lo que no puedes ahogarte.
  • Es muy poco probable que te desmayes durante una crisis de pánico, ya que el ataque aumenta tu presión arterial, y los desmayos se dan por una caída repentina de la presión.
  • Una crisis de ansiedad no puede volverte loco.

Una vez que ya hemos aclarado que no puede hacerte una crisis de ansiedad, pasemos a las consecuencias reales, tanto a corto como a largo plazo.

Consecuencias a corto plazo

A corto plazo, a parte de los síntomas evidentes de un ataque de ansiedad, existen efectos menos conocidos.

Las crisis de ansiedad pueden afectar a tu apetito.

El origen de los ataques de ansiedad es (o más bien fue en el pasado...) una respuesta de nuestro cuerpo para prepararse ante un posible peligro. De esta respuesta, destaca el hecho de que nuestro corazón bombea más deprisa para prepararnos para la "lucha o huida".

Pero existen otros efectos colaterales de las crisis de pánico, tanto la señal de hambre, como la de sueño, se inhiben y pasan a modo de espera, para poder centrarnos en la situación que nos ha causado el ataque de ansiedad.

De este modo, los ataques de ansiedad pueden afectar negativamente a nuestro apetito. Pero también puede darse el efecto contrario, ya que el estrés crónico libera cortisona, la cual puede estimular nuestro apetito.

Problemas de sueño

Como hemos mencionado, el sueño también se ve afectado por los ataques de ansiedad. El extra de adrenalina frena en seco tus posibilidades de caer rápidamente dormido.

A su vez, la falta de sueño producida por las crisis de pánico puede causar a su vez estrés y ansiedad, por lo que acaba convirtiéndose en un círculo vicioso.

No puedo dormir porque tengo ansiedad. Tengo ansiedad por que no puedo dormir y así sucesivamente.

A largo plazo, la propia falta de sueño puede derivar en una depresión, lo que a su vez tiene sus propias consecuencias sobre la salud.

Falta de concentración y problemas de memoria

Al padecer un ataque de ansiedad es normal centrarse en los síntomas de ansiedad de tu cuerpo y de tu mente, o en el hecho que ha causado el ataque, y es fácil que te pasen desapercibidos muchos detalles de lo que ocurre en el exterior, y por supuesto se complica bastante mantener centrada tu atención.

En este sentido, la ansiedad puede agilizar tus sentidos, pero no te ayudará a resolver un problema, y suele tener un efecto negativo en la fijación de la memoria a corto plazo.

Consecuencias a largo plazo

A largo plazo, un trastorno de ansiedad (ataques de ansiedad repetitivos), puede derivar en problemas de abuso de drogas (alcohol, tabaco o drogas más duras), reacciones extremas, aumenta el riesgo de padecer problemas de salud, y puede llevar a problemas de peso.

Efectos en la salud

La tensión acumulada día tras día, más la falta de sueño, pueden acabar afectando a tu sistema inmune, lo que resulta en una mayor probabilidad de contraer una enfermedad.

A parte, el aumento prolongado de la presión sanguínea puede derivar a muy largo plazo en otros problemas de salud e incluso en problemas cardiacos.

Otros efectos pueden ser una aumento o disminución drásticos de peso que también pueden tener sus propios efectos negativos.

Tal como hemos mencionado anteriormente, otra de las consecuencias de los ataques de ansiedad es la depresión. En este sentido, se estima que el 50% de las personas que padecen un trastorno de ansiedad acaban desarrollando también depresión.

Aislamiento social y pérdida de confianza

Sin duda, la ansiedad crónica puede acabar afectando significativamente a tu vida cotidiana.

Uno de los efectos más destacados, es la pérdida de confianza en uno mismo ante situaciones de estrés, lo cual puede acabar teniendo un gran impacto en tu vida laboral y personal.

Es común que las personas con ataques de ansiedad se aíslen socialmente, sobre todo si tratas de esconder tus ataques de pánico. Todo ello, acaba afectando claramente la relación con familiares y amigos, y hace que la pérdida de confianza en ti mismo pase a otros ámbitos de tu vida.

Por otro lado, otro comportamiento común entre las personas con ataques de ansiedad es la evitación. Empiezas evitando las situaciones que te causan ansiedad. Al principio se recude a unos pocos lugares o situaciones estresantes, pero cada vez se va extendiendo más, y más, llegando en casos extremos a no salir de casa.

Puedes evitar todas las consecuencias de los ataques de ansiedad. ¿El camino más fácil? Sin duda la terapia psicológica, si te lo puedes permitir busca la ayuda de un psicólogo. A ser posible que siga la corriente cognitivo conductual.

<< SÍNTOMAS DE LOS ATAQUES DE ANSIEDAD
>> TRATAMIENTO DE LOS ATAQUES DE ANSIEDAD